Cámaras delanteras y traseras modernas para autos

Las Cámaras delanteras y traseras pueden ampliar la zona de vídeo alrededor de tu vehículo y ofrecerte (y a tu aseguradora) una imagen más detallada de cómo se produjo el accidente. La calidad de la imagen no suele ser tan buena como la de una cámara frontal, sobre todo con poca luz, pero una buena cámara debería ser lo suficientemente nítida como para ver la matrícula del vehículo que está detrás de ti (o, en algunos casos, el interior de tu vehículo).

Cámaras delanteras y traseras

Cámara para auto interior y exterior

Hay dos tipos principales de cámaras para coches: de interior y de exterior. Aunque ambos tipos pueden utilizarse dentro o fuera del coche, tienen características y funciones diferentes. A continuación te explicamos cómo elegir la más adecuada para ti:

Cámaras para interiores: Son más pequeñas que sus homólogas de exterior y son las más adecuadas para su uso en el interior del vehículo. También son más baratas, ya que requieren menos energía y equipo de refrigeración. Puede encontrarlas en la mayoría de las tiendas de electrónica y en tiendas online como Amazon.

Cámaras de coche para exteriores: Si necesita algo que pueda soportar temperaturas y condiciones climáticas extremas, entonces una cámara para exteriores es una buena opción. Suelen ser más caras que los modelos de interior, pero merecen la pena si vas a circular fuera de la carretera o a través de condiciones meteorológicas extremas con regularidad.

A continuación, te presentamos algunos de los tipos más comunes de cámaras para coches:

Cámaras en los espejos retrovisores

Las cámaras para espejos retrovisores se montan en el espejo retrovisor y se conectan de forma inalámbrica a tu smartphone mediante la tecnología Bluetooth o Wi-Fi. Ofrecen un amplio campo de visión para que puedas ver todo lo que hay detrás de tu vehículo. Esto es ideal para dar marcha atrás o aparcar en espacios reducidos donde la visibilidad puede ser limitada.

Cámaras de salpicadero

Las cámaras de salpicadero se instalan directamente en el salpicadero y cuentan con una lente ultra gran angular para capturar la mayor cantidad de imágenes posible mientras se conduce por la ciudad o en viajes largos por el país. Este tipo de dispositivos son populares entre los conductores de Uber porque les permiten grabar todo lo que ocurre delante o detrás de su vehículo mientras llevan a los pasajeros.

Tipos de cámaras traseras

Si quieres instalar una cámara en el salpicadero para tener una mejor visión de la carretera, hay varios tipos de cámaras que pueden instalarse de esta manera.

El tipo más común de cámara interior es la que se puede montar en el espejo retrovisor de su vehículo. Este tipo de cámara tiene dos propósitos principales: le permite ver detrás de usted, así como vigilar a los peatones cuando da marcha atrás o sale de los espacios de estacionamiento.

Hoy en día existen muchos tipos diferentes de cámaras para el interior del coche, pero todas tienen una cosa en común: le permiten ver lo que ocurre dentro y fuera de su vehículo sin tener que girarse o moverse de su posición.

En el coche, necesitas una cámara que sea capaz de captar cada momento y tener una buena visión de la carretera. Las mejores cámaras para coches son las que ofrecen una excelente calidad de imagen y tienen un amplio campo de visión. También deben ser fáciles de instalar y utilizar.

La mayoría de los coches modernos vienen equipados de serie con una cámara de visión trasera, pero si el tuyo no la tiene o si quieres instalar otra en tu coche, hay muchas opciones disponibles.

Cámara trasera

Existen varios tipos principales de cámaras traseras. Cada uno de ellos requiere una cámara frontal compatible para funcionar. A veces se venden como un conjunto en una caja y, a menudo, la cámara trasera está integrada con la delantera. Otras son modulares, lo que significa que hay que comprar las cámaras delantera y trasera por separado.

Las cámaras traseras están integradas o conectadas directamente a la cámara delantera. Miran dentro de tu vehículo y por la ventana trasera. Esto significa que la vista no siempre es tan clara como podría ser, y que hay que tener cuidado con cualquier obstáculo entre la cámara y la ventana trasera. La ventaja es que no suele haber necesidad de cables, por lo que la instalación es sencilla.

Cámara de ventana trasera

Estas cámaras se montan en la ventanilla trasera de tu vehículo, y deben estar conectadas a la cámara delantera mediante un cable que debe quedar oculto en la tapicería de su vehículo. Las cámaras de la ventanilla trasera suelen ofrecer la visión más clara de la carretera que hay detrás de ti.

Cámara interior

Una cámara interior graba lo que ocurre en el interior de tu vehículo y no en el exterior. Suelen estar integradas o conectadas directamente a la cámara frontal, por lo que no es necesario instalar ningún cable. Muchas cámaras de taxi tienen algún tipo de función de visión nocturna por infrarrojos, que hace que las grabaciones con poca luz sean mucho más claras.

Cámaras de tablero tradicionales

Una típica dashcam graba lo que ocurre mientras se conduce. Algunas tienen un modo de aparcamiento. Con ello, la cámara se enciende cuando el coche está aparcado para poder grabar cuando el coche no está ocupado.

Cámaras delanteras y traseras de espejo retrovisor

Una dashcam con espejo retrovisor suele tener las mismas funciones que una cámara de auto convencional. Sin embargo, una cámara en el auto es más discreta porque tiene el mismo aspecto que un espejo retrovisor. Se coloca en el espejo retrovisor de tu coche o encima de él. Como la cámara está fijada al espejo, no distrae ni bloquea la vista del conductor.

Cámara de tablero de doble cámara

Las cámaras de doble cámara suelen tener una función de rotación, por lo que también se denominan cámaras de tablero de 360 grados. Algunas cámaras de tableros de doble cámara permiten montar el segundo objetivo en la ventanilla trasera del vehículo en lugar de montar ambas cámaras en el salpicadero delantero.

Las cámaras para el carro más comunes

La cámara más común para el interior de tu coche es la dash cam. Las cámaras de salpicadero están diseñadas para ser montadas en el parabrisas o en la ventanilla trasera de un vehículo, y tienen una pequeña lente que capta las imágenes de la carretera que tienes delante.

Las dash cams pueden grabar todo lo que ocurre en la carretera a tu alrededor, incluyendo colisiones y accidentes. También son útiles para grabar tu conducción, lo que facilita la demostración de la culpa en un accidente o una disputa con un agente de tráfico.

Los últimos modelos ofrecen vídeo en alta definición, lentes gran angulares y grabación automática en bucle para que nunca se agote el espacio de almacenamiento en la tarjeta de memoria.

Pros y contras de las cámaras delanteras y traseras

Ventajas: Una visión total de la carretera detrás de ti. Este es el principal atractivo de una cámara frontal y trasera, pero vale la pena repetirlo. En el caso de una colisión por detrás, rara vez tendrás que demostrar que no tuviste la culpa, pero nunca está de más tener pruebas para demostrarlo.

Desventajas: Las cámaras de autos delanteras y traseras son caras. No se puede negar: las dashcams cuestan dinero, y mucho. No es raro que los modelos cuesten 200 dólares o incluso más, ya que básicamente estás comprando dos dashcams. Una cámara frontal y trasera es tan fuerte como su lente más débil.

Publicación popular:

camara de reversa inalambrica >camara para carro>la mejor camara para carro>cámara espia para auto indetectable>cámaras de seguridad para carros